México y la tragedia de 31 años atrás

Hace 31 años, la vida de los capitalinos cambió de manera contundente, nada volvió a ser igual…

Eran las 7:19 horas del 19 de septiembre de 1985, cuando puertas, lámparas, muebles y casas empezaron a sacudirse con intensidad; muchos edificios se derrumbaron sin piedad, con muchas muchas personas dentro que aún dormían. Otras laboraban desde temprana hora y no alcanzaron a salir cuando la tierra se cimbró.

El movimiento telúrico de 8.1 grados Richter de esa mañana sorprendió a los mexicanos, muchos ayudaron, pero otros muchos perecieron; el número de muertos, heridos y daños materiales nunca se conoció, la cifra oficial, arriba de 3 mil 692 fallecidos.

En apenas 120 segundos, el corazón del país, el Distrito Federal, hoy Ciudad de México, cambió, edificios emblemáticos desaparecieron en ese momento, o tras las réplicas que los hicieron caer.

Lugares, como los hoteles Regis, de Carlo y del Prado, así como la cafetería Superleche, siempre tan concurrida a esa hora, o el edificio Nuevo León, en el conjunto urbano Nonoalco Tlatelolco, ya no están.

sismo_852

Esos sitios se convirtieron en plazas de solidaridad, espacios de convivencia, en recuerdo de quienes desafortunadamente se encontraban en ese lugar a las 7:19 horas y no sobrevivieron.

Por esto, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, encabezó este lunes 19 de septiembre la ceremonia conmemorativa por el 31 aniversario de los sismos de 1985, en el Zócalo de la Ciudad de México.

En representación del presidente Peña Nieto, quien se encuentra en Nueva York de shopping para la Asamblea General de la ONU, el funcionario salió de Palacio Nacional hasta el centro de la Plaza de la Constitución para el izamiento de bandera.

En punto de las 7:19 horas, acompañado por autoridades de Protección Civil nacional, Osorio Chongencabezó la ceremonia para izar el lábaro patrio a media asta en memoria de las víctimas que dejaron los movimientos telúricos de hace 31 años.

Por su parte, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno local, rindió un minuto de silencio en la Plaza Solidaria, donde también se depositaron ofrendas florales en honor a las víctimas del terremoto.

“Tomemos conciencia, sintámonos orgullosos y orgullosas del pueblo mexicano, rescatemos todas y cada una de las memorias heroicas, lloremos todavía a las víctima, recordemos con orgullo una ciudad que resurgió de un hecho que se veía lacerada, lastimada”

Al término de sus palabras comenzaron a sonar las sirenas, como una manera más de honrar a quienes no sobrevivieron al sismo.

Información de Sopitas.com

Anuncios