Nuevo sistema de Transporte en segundo piso

El Gobierno de la Ciudad de México pondrá en marcha a partir de mañana un nuevo servicio de transporte público denominado SVBUS, que circulará por el segundo piso San Antonio, las autopistas urbanas Norte y Sur, así como la Supervía Poniente, vialidades rápidas que hasta ahora se habían mantenido restringidas al tránsito de unidades particulares.

Después del anuncio realizado por el jefe del Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, al rendir su cuarto Informe de labores ante el pleno de la Asamblea Legislativa (ALDF), el secretario de Movilidad, Héctor Serrano, detalló que la tarifa será de 10 pesos por persona y se espera transportar a 30 mil usuarios al día.

Las rutas de este nuevo sistema de transporte tendrán los recorridos de ida y vuelta: Tepepan-Toreo, Reforma-Toreo, Tepepan-Reforma, Tepepan-Santa Fe y Toreo Santa Fe. Las pruebas comenzarán hoy y se prevé que el lunes den servicio formalmente, refirió el funcionario.

En entrevista, el titular de la Semovi explicó que será un servicio exprés, de origen a destino, por lo que no habrá paradas intermedias, con lo que se espera hacer los recorridos entre 40 minutos a una hora con 15 minutos.

Resultado de imagen para svbus

El horario será desde las 5 de la mañana a las 10 de la noche, refirió al señalar que el servicio fue concesionado a varias empresas que operarán unidades amigables con el medio ambiente, al funcionar con gas natural.

En una primera etapa, serán 25 los autobuses que entrarán en operación y posteriormente se incrementarán a 40.

La intención, agregó Serrano, es ocupar la infraestructura vial que existe en la Ciudad de México al máximo, ya que hasta ahora el segundo piso tenía restricciones al transporte público. Dijo que se busca incentivar entre la ciudadanía esta modalidad.

Desde hace dos meses, el gobierno capitalino anunció la puesta en marcha de estos corredores de transporte público, en los que se utilizarán autobuses con tecnología Euro 6 a gas natural, cuya emisión de contaminantes es 80 por ciento menor a los que funcionan con diésel o gasolina.

Serrano comentó que la Ciudad de México impulsa los proyectos de movilidad más importantes, que impactan en el país. Resaltó que aspirar a cumplir los indicativos a escala mundial requiere recursos, por lo que lamentó que se reduzca el presupuesto a la capital.

La limitación más grande que tenemos para modernizar el transporte son los recursos, expuso, al señalar que si bien no esperan en materia de movilidad un impacto mayor a los proyectos programados, sí debe conocer la ciudadanía que se trata de esfuerzos locales en los que no participa el gobierno federal.

Información de La Jornada

Anuncios